Encontrar pareja online en las páginas de contactos como fuego de vida

A veces pensamos que porque la gente es mayor ya no puede recuperar el curso de lo cotidiano, que el tren de la vida quedó atrás y con eso la inutilidad de todas las facultades. Ahora bien, además de enviudar, la gente se separa, se divorcia, los hijos se van y los parientes cercanos tal vez por circunstancias involuntarias se alejan de nuestra vida. Y de pronto uno se encuentra solo en el mundo con un pasado que quizá en nada se asemeje al presente lleno de contrariedades y recuerdos.

buscando pareja por internet

Olvidamos que una parte esencial de la vida es el trato entre persona. Cuesta creer pero debería ser una regla que los mayores que viven y mueren solos, decidan conocer a otras personas, es decir que no le pierdan el gusto a la vida ni que se sientan desplazados por la edad.

Sin embargo el trabajo es de uno, porque aun cuando los años pasan cada quien se tiene que crear su plan B. En caso una persona mayor quiera volver a encontrar pareja en fuego de vida si sigue pensando que es posible no debería dejar de intentarlo.

Con los años la gente mayor se fija más en otro tipo de cuestiones, se despierta el deseo una compañía próxima. Existen clubes de gente adulta que ofrecen la posibilidad de desarrollar diversas actividades. Y es, por suerte, un espacio donde la gente mayor se relaciona. Nadie pretende decir que esas personas mayores, a la fuerza, se tendrían que volver a enamorar, pero ser mayor no está desvinculado de la idea de encontrar pareja. Quizá ya no en las mismas condiciones que si se es joven o adulto, pero aun cuando sean otras palabras buscar pareja no tiene por qué estar mal visto si una persona es mayor.

Se trata de encontrar una compañía. Alguien que esté a nuestro lado en el día a día. Y que al mismo tiempo le correspondamos el afecto que nos ofrece. Encontrarlo quizá sea tan difícil como hallar una aguja en un pajar, pero en caso de encontrar alguien afín a nosotros, los días serán más llevaderos, nacerá cierto grado de empatía, así como el afecto que se creía olvidado o destinado solamente para los jóvenes y adultos.

Hay personas también que siendo mayores no se sienten como tales. Es gente a la que no hay que decirle que salga a la calle o que camine para no perder masa muscular. Lo hacen por su cuenta. Se esfuerzan en conocer más personas. Son ágiles y despiertan interés de quienes les rodean. Es gente que no tiene problema para relacionarse. Ser mayor para ellos no es sinónimo de estar en casa todo el día sentado en el sofá. Ser mayor se asemeja al disfrute, también al goce. Esas personas ven posible abrir el mundo para encontrar una nueva pareja. No se sienten viejos ni avergonzados cuando un día de pronto se vuelvan a enamorar.

Comments are Disabled